Yobamoodua: Activismo lingüístico en lucha por la diversidad de idiomas en espacios digitales

18/06/2021, por Angel

Yobamoodua: Activismo lingüístico en lucha por la diversidad de idiomas en espacios digitales

Ọmo Yoòbá

Fundador de Yobamoodua Cultural Heritage


Empodera.org entrevista a Adesina Ghani Ayeni, conocido popularmente como Omo Yooba, fundador de Yobamoodua Cultural Heritage, con sede en Lagos, Nigeria, y que funciona como un repositorio online de palabras en lengua yoruba. Graduado en el Politécnico del Estado de Lagos con un Diploma Nacional Superior en Comunicación de Masas, es un ejecutivo de marketing en medios de comunicación, activista de los derechos digitales, periodista multimedia, defensor de los derechos lingüísticos y embajador de la acción climática. Ha trabajado en numerosas campañas publicitarias en lengua yoruba y ha producido una amplia gama de contenidos digitales en esta lengua. Además, es un activo traductor voluntario de Global Voices, donde actúa como responsable de la lengua yoruba. Ha sido becario de investigación en dos ocasiones para la Fundación Firebird de Investigación Antropológica, donde archivó parte de la literatura oral del pueblo yoruba de África Occidental. Adesina es un Climate Reality Leadership Corp, formado por el Vicepresidente de EE.UU. Al Gore. 

 

Hola ỌmỌ, cuéntanos, ¿cómo nació y cuál es la filosofía que hay detrás de Yobamoodua y tu defensa del patrimonio cultural yoruba?

Cuando era niño, mi preciosa y trabajadora madre, a la que llamamos maami (una versión abreviada del inglés ‘my mama’), solía llevarnos a mi hermano pequeño Temitayo y a mí a casa de mi abuela, en el pueblo, durante el largo parón vacacional de agosto. Un viaje que siempre me hacía mucha ilusión porque estaba seguro de que vería cosas que no veía en la ciudad. Los objetos y utensilios yorubas que no había visto en mi vida, los proverbios, terminologías, normas y filosofías que mis oídos no habían oído nunca, y los paisajes del pueblo, por mencionar algunos, son cosas que me encantaban. Soy una persona muy apasionada cuando se trata de la filosofía yoruba. Como alguien inquisitivo, a menudo pedía a los ancianos que me aclarasen las afirmaciones que pronunciaban, y mi madre siempre estaba disponible para darme todas las explicaciones que necesitaba. No es de extrañar que obtuviera un notable en lengua yoruba en mi examen final de secundaria.


“Quiero que la gente se enamore y se interese por el patrimonio cultural yoruba, que han descuidado. De ahí la nomenclatura, Yobamoodua, un acrónimo de Yoruba Mo Oduduwa o descendientes de yoruba”

 

Durante tres años no logré ser admitido en una escuela superior. Estaba en casa esperando entrar en una institución superior, y mientras mis compañeros estaban ocupados leyendo las numerosas novelas inglesas fáciles de conseguir, me topé con algunas novelas antiguas que usaba mi madre en los años setenta, cuando estaba en la escuela. La lectura de estas novelas, como Irinkerindo Ninu Igbo Elegbeje, Won Ro Pe Were Ni y la escucha de canciones populares tradicionales, entre otras, me motivaron a seguir investigando. Finalmente, después de tantos exámenes, conseguí que me admitieran para estudiar Comunicación de Masas, y llegué a la conclusión de que debía hacer mi trabajo periodístico en torno a la cultura. Así que, en 2012, caí en la cuenta y tomé una resolución, poniendo en marcha esfuerzos para preservar y propagar mi herencia ancestral al mundo tanto en el espacio digital como en el offline. En esencia, el motivo de mi defensa es hacer que la gente se enamore y se interese por el patrimonio cultural yoruba que han descuidado, de ahí la nomenclatura, Yobamoodua, que es un acrónimo de Yoruba Mo Oduduwa (los descendientes yoruba o personas que conocen la cultura de Oduduwa; el antepasado de la raza yoruba).


Sus acciones pretenden preservar esta lengua para las generaciones más jóvenes. ¿Cómo puede la educación ser el motor para empoderar a los jóvenes y a las mujeres de su país?

Los cuentos populares y el folclore se empleaban en la antigüedad para inculcar valores morales a los más jóvenes, construyendo así en ellos el espíritu de omoluabi, que es una filosofía cultural de buena vecindad, patriotismo y representación de todas las virtudes. Contando historias de leyendas, héroes y heroínas que vivieron en tierra yoruba, los niños se impregnan de la lengua y las tradiciones culturales de una manera fácil y relajada. Como uno de mis servicios a la humanidad, organizo eventos de cuentacuentos para niños en los que también tienen la oportunidad de participar en la historia como personajes, de modo que pueden verse a sí mismos en la historia, así como reflejar el espectáculo. Este medio es obligatorio en la preservación de las genealogías yoruba, porque contiene danza, canciones y teatro, que son encarnaciones de la cultura. Además de crear una representación visual en los espacios digitales, las representaciones en vivo de los cuentos populares tienen un gran impacto en las generaciones más jóvenes, por el hecho de que entran en juego la conexión facial y otros contactos físicos. Un nuevo movimiento para mí en este sentido, si puedo encontrar apoyo para viajes y colaboración con compañías de teatro u organizaciones culturales, es recorrer el mundo como lo hicieron los griots en el pasado, narrando historias antiguas, canciones de alabanza y tradiciones orales a la generación joven.

 


“La brecha y la división del conocimiento es una rémora que afecta al crecimiento y al desarrollo del continente africano. Es algo común como resultado del uso predominante de la instrucción educativa en inglés, en lugar de en las lenguas indígenas”

 

La cuestión de la brecha y la división del conocimiento es una rémora que impide el crecimiento y el desarrollo del continente africano. Es algo común como resultado del uso predominante de la instrucción educativa en inglés, en lugar de en las lenguas indígenas. La educación era predominante en África, y en las tierras yoruba en particular, mucho antes de la intrusión de los europeos en nuestro territorio y el conocimiento se transmitía en la lengua indígena de mi pueblo, por lo que el entendimiento estaba asegurado. El sistema educativo debe adoptar un cambio de paradigma en el medio de inoculación de las ideas, es decir, la lengua yoruba debería utilizarse en las escuelas, algo que desarrollará la lengua, mejorará la comprensión del alumnado, así como servirá como herramienta de empoderamiento para las abundantes personas que no hablan o no entienden el inglés.

 

“La lengua yoruba debería usarse en las escuelas. Esto desarrollará el idioma, mejorará la comprensión de los estudiantes y servirá como herramienta de empoderamiento para las muchas personas que no hablan o ni entienden inglés”

 

Para salvar esta brecha de conocimientos y garantizar la consecución de una sociedad del conocimiento, los jóvenes y las mujeres de todos los rincones de Nigeria, independientemente de la lengua que hablen, tienen derecho a la educación. Por eso tengo previsto realizar un programa de radio que capacite a la gente sobre conocimientos informáticos en lengua yoruba, eduque sobre cambio climático y mucho más. El programa también se adaptará a los medios sociales en forma de podcast y visualización. Por otro lado, muchas de las industrias autóctonas como el adire (corbata/tinte), el apere hihun (cestería), el igba finfin (fabricación de artículos de calabaza), por mencionar algunas, y que tienen registros distintos, están desapareciendo cada día que pasa. Hay que preservar y revivir estos bancos de lenguas e industrias tradicionales que generan dinero, transmitiendo los conocimientos a las generaciones jóvenes y a las mujeres de hoy, de manera que cumplan con los estándares internacionales y compitan con sus homólogos de todo el mundo. No se puede negar que estas iniciativas de empoderamiento tienen un enorme papel que desempeñar en la reducción de la tasa de pobreza en el continente.


“Hay que emplear la tecnología para hacer la vida más fácil. Trabajo con mi equipo para que las noticias de los medios ciudadanos globales sean visibles en lengua yoruba”

 

Su activismo ha tenido un impacto real en Nigeria a través de su trabajo como defensor de Global Voices. ¿Cuáles son sus acciones específicas para transformar la educación a través de la tecnología?

Una vez más, la tecnología está al servicio de la gente y es una herramienta vital para el progreso de la gente, por lo que hay que emplear toda la tecnología para hacer que nuestras vidas sean más fáciles. Me uní a Global Voices para contribuir a la ideología del activismo digital que defiende la organización. Como parte de mi responsabilidad cívica y también como responsable de la lengua yoruba, trabajo con mi equipo para que las noticias de los medios ciudadanos globales sean visibles en la lengua yoruba. Al hacerlo, hacemos que haya contenidos con licencia abierta disponibles y que pueden ser reutilizados por cualquiera con un objetivo similar. La Inteligencia Artificial está a nuestro alcance. Es una tarea que debe ser archivada por lo que la lengua yoruba puede ser utilizada en el Machine Learning, en programación y muchas otras áreas. Cuando tengamos suficientes datos, a través de la colaboración, tanto los programadores como los ingenieros informáticos podrán desarrollar software, aplicaciones y juegos que transformarán aún más el sistema educativo.


“El uso de herramientas digitales en el sistema educativo está dando un nuevo giro en Nigeria. Aunque todavía queda trabajo por hacer, el futuro es brillante para la lengua yoruba en el mundo de la tecnología”

 

Además, el uso de herramientas digitales en el sistema educativo está dando un nuevo giro en Nigeria, ya que podemos ser testigos de un cambio de paradigma en el uso de suites de aprendizaje, dispositivos digitales como las pestañas educativas (opon imo), recursos educativos abiertos y aprendizaje en línea. Aunque todavía queda trabajo por hacer, el futuro es brillante para la lengua yoruba en el mundo de la tecnología.


“El síndrome de la mentalidad colonial es un gran revés para el activismo digital de las lenguas indígenas. Las lenguas de la tierra no están debidamente reconocidas en las ciudades, en el gobierno e incluso en las escuelas, excepto en comunidades rurales”

¿Cuáles son los retos y los éxitos relacionados con el activismo digital de las lenguas indígenas?

El difunto Fela Anikulapo Kuti utilizó en una de sus canciones el término “colo-mentalidad”, es decir, “mentalidad colonial”. Es cierto, ¡tenía razón! El síndrome de la mentalidad colonial es un gran revés para el activismo digital de las lenguas indígenas, entre otras cosas que implican las tradiciones culturales indígenas. Las lenguas de la tierra no están debidamente reconocidas en los distintos hogares de las ciudades urbanas, en el gobierno e incluso en las escuelas, excepto en las comunidades rurales. Aunque la lengua se enseña como asignatura en las escuelas, se utiliza en los medios de comunicación y en algunas dependencias gubernamentales, sigue siendo necesario un reconocimiento aceptable y la aplicación de la ley para que las lenguas indígenas se utilicen en la pedagogía holística de todas las asignaturas, en lugar de impartirse únicamente como una asignatura más del calendario educativo.

 

“Las plataformas de crowdsourcing aún no están disponibles en partes de África, como Nigeria. La gente como yo, que necesita financiación para sus proyectos, tiene que buscar en otra parte o asociarse con alguien en el extranjero”

 

La falta de un reconocimiento suficiente de las lenguas indígenas es la razón por la que la financiación y el apoyo necesarios no son inminentes en el sector cultural. Sin embargo, tras la tormenta sale el arcoiris. Algunas organizaciones internacionales, como la Fundación Firebird para la Investigación Antropológica, y el Instituto Smithsonian de EE.UU., entre otras muchas, conceden pequeñas subvenciones que apoyan las lenguas y la cultura indígenas. Muchos activistas están empleando recursos de crowdfunding para recaudar fondos con los cuales implementar sus proyectos de animación, aplicaciones y dispositivos de aprendizaje, Machine Learning, etc., sólo que estas plataformas de crowdsourcing aún no están disponibles en partes de África, como Nigeria. Por lo tanto, las personas que, como yo, necesitan financiación para sus proyectos tienen que buscar en otros lugares o asociarse con en el extranjero. En general, “A luta continua, Victoria Ascerta” (La lucha continúa, la victoria es cierta). 

 

Has producido innumerables anuncios yoruba para campañas de radio y TVC en Nigeria. Háblanos de esta experiencia

Mi andadura en la publicidad en lengua yoruba comenzó con mi afición al rap. Después de la escuela secundaria, estuve en casa tres años esperando a ser admitido en la universidad, pero la suerte no estuvo de mi lado. No alcancé la nota de corte de las instituciones de mi elección, por lo que tuve que aprobar el examen de matrícula politécnica y, esta vez, aprobé. Mientras estaba en casa, perfeccioné mi destreza musical escuchando canciones folclóricas de Yusuf Olatunji, Ayinla Omowura, Haruna Ishola, así como canciones de rap de Run-DMC, A Tribe Called Quest, Eric B. & Rakim, LL Cool J y muchos otros, llegando incluso a producir una maqueta. Como amante del arte, mi deseo era ser artista visual, pero como no pude acceder a la universidad para estudiar, me decidí por el periodismo. Así que mi primer anuncio incluía un rap en yoruba producido para una empresa de telecomunicaciones de Lagos, Nigeria, y tuvo una buena acogida.

 


“Las mejores campañas son las producidas en lenguas autóctonas porque conectan más con el público. Prácticamente todas las campañas comerciales en inglés en Nigeria se complementan con la versión en el idioma local”

 

Después, me contrataron para escribir guiones publicitarios tanto para TVC como para radio, traduje guiones del inglés al yoruba y, como se suele decir, el resto es historia. Sin embargo, me di cuenta de que las mejores campañas, las que tienen más influencia en el público objetivo, son las producidas en lenguas autóctonas porque conectan mejor con la audiencia. Prácticamente todas las campañas comerciales en inglés en Nigeria se complementan con la versión en lengua autóctona para lograr una mejor inmersión e impacto.

 

También enseñas yoruba como instructor de idiomas en tribalingua.com, donde das clases a estudiantes de todo el mundo. ¿A cuántos estudiantes internacionales has llegado? 

Enseñar en Tribalingua en 2017 y 2018 fue un experimento para mí, ya que me dio la primera oportunidad de ser un instructor virtual, hablando con los estudiantes uno a uno a través de Skype. También me dio una visión más amplia sobre el desarrollo de materiales para la enseñanza de la lengua yoruba. Sin embargo, por cuestiones de marketing del sitio web, no pude tutorizar a más de tres estudiantes. Me asombra que una de mis alumnas, Giovanna Capponi, una antropóloga italiana, se desenvuelva bien en el idioma.

 

Es realmente interesante tu colaboración con Localization Lab, Adoptando la tecnología a través de la localización colaborativa, el feedback de los usuarios y el co-diseño. Explícanos esta experiencia

Encontrarme con los trabajos de Localization Lab fue un tropiezo para mí. Recibí un mensaje directo del fundador de Localization Lab invitándome a participar en un sprint de traducción para el Foro sobre la Libertad en Internet en África, en Accra, Ghana. Nos comunicamos por correo electrónico y acordamos traducir herramientas técnicas, guías y recursos. Trabajar en el sprint de traducción me ayudó a desarrollar más interés y me mostró la necesidad de acuñar nuevos términos científicos y tecnológicos para desarrollar el vocabulario yoruba. Además, en este evento conocí la gran labor que realiza Global Voices.

 

¿Puedes darnos una idea general sobre las diferencias entre las comunidades locales con las que trabajas? ¿Cómo puede visibilizarse más a las comunidades locales a través del patrimonio cultural?  

El yoruba es una lengua pluricéntrica que se habla en África Occidental, predominantemente en el suroeste de Nigeria, República de Benín y algunas comunidades en Sierra Leona, Liberia, Ruanda, América y Europa. La lengua yoruba tiene variantes dialectales que diferencian a una comunidad de otra. Mientras que el yoruba estándar, que se reduce a la escritura, es entendido por quienes hablan cualquiera de los dialectos, no todas las personas entienden los distintos dialectos.

 

“Si miramos hacia dentro y normalizamos los sitios patrimoniales de nuestras comunidades locales, podemos hacerlos visibles para el mundo y que el patrimonio cultural desempeñe un papel vital en el crecimiento económico y en el desarrollo de la nación”

 

En cada comunidad hay patrimonio, monumentos, leyendas, etc. Estas minas culturales no se han explotado como se esperaba, porque sólo los habitantes de esas comunidades las conocen. Para ello, los habitantes de estas comunidades deben despertar de su letargo, como custodios de su patrimonio ancestral. La responsabilidad es suya para difundir el conocimiento y la sabiduría de su tierra, a través de festivales e intercambios culturales como giras, exposiciones, concursos, debates, conferencias y simposios, colaboraciones con otros defensores de la cultura, para abrir las comunidades al mundo, para que el patrimonio cultural desempeñe un papel vital en el crecimiento de la economía, así como el desarrollo de la nación. Los lugares de Jerusalén y La Meca son patrimonio cultural de esas comunidades, donde generan una gran parte de sus ingresos anuales con la peregrinación. Si miramos hacia dentro y normalizamos los sitios patrimoniales de nuestras comunidades locales, podemos hacerlos visibles para el mundo.

 

¿Cuáles son su opinión y su previsión sobre cómo va a ir todo durante y después de la crisis global de la COVID-19?  

Es cierto que la pandemia de COVID-19 está provocando una crisis sanitaria mundial y afectando a las economías globales, por otro lado, el brote ha jugado un papel beneficioso en la reducción de la contaminación de CO2 en la atmósfera. La emisión de carbono en el medio ambiente ha disminuido enormemente, ya que la movilidad humana se ha reducido como consecuencia del cierre. Gracias a mi investigación, he descubierto que la calidad del aire ha mejorado en las últimas semanas porque se han detenido las operaciones industriales y el transporte que utiliza combustibles fósiles.

 

“Después de la crisis global de la COVID-19, para arreglar la economía, debemos arreglar la crisis climática”

 

Como embajador de la acción climática y del Cuerpo de Líderes de la Realidad Climática, mi consejo para todo el mundo es que participen en la curación de la Tierra adoptando medidas respetuosas con el clima. Hacen falta todas las manos, todo el mundo debe participar en acciones concertadas y sostenidas, reducir el efecto de la deforestación plantando árboles para absorber el exceso de CO2 en el medio ambiente… y los organismos políticos deben aplicar políticas que apoyen una economía verde creando una vía decente para que prosperen los empleos verdes. Después de la crisis global de COVID-19, para arreglar la economía, debemos arreglar la crisis climática.

 

Más información: 

Página web de Yobamoodua  

Twitter

Instagram

Recibe los últimos artículos, entrevistas y vídeos en tu inbox


Al pulsar en "Suscribirme" aceptas nuestros Términos y Condiciones y nuestra Política de privacidad

Destacamos


Ver más